Nunca uses una bazuca para matar a un mosco.