Mi experiencia nefasta con twitter.