• Braulio Madrid

He visto la otra cara de la realidad que desconocia



En capítulos anteriores había escrito sobre una parte de la realidad que desconocía y que ví siendo censista del Dane y del Sisben, en ese blog contaba que se veía un mundo de pobreza irracional y una negación de la realidad por parte del gobierno central, a pesar de las desventajas del campo en cuestión de movilidad, comunicación e información, su mundo tenía abundancia en cuanto a comida y techo. Los invito a ver ese blog.


El tema que atañe hoy es que estuve trabajando en el Sisben como auxiliar hasta hace unos pocos días un oficio más política y de oficina a la par de la parte social, estando en ese eje observé como es el modus operandi de los políticos en general y como es la percepción pública, pude ver la forma de actuar de algunas joyitas que son las personas naturales, me sorprendió totalmente el resultado, mi percepción de las cosas andaba muy sesgada, cosas como que el político nunca hace nada o que el político es un mentiroso, mmm bueno... no es tan categórico, antes la cuestion seria que a la plebe no hay nada que lo satisfaga.


Que es política.


En griego es todo lo referente a la polis o ciudad, es un concepto muy ambiguo porque trata de favorecer a una población en todos los ámbitos, tanto sociales, culturales, infraestructura y organización de la comunidad. El problema surge del aumento de la población, por consiguiente aumentan los problemas y todo se sale de control, aumenta el descontento social, aumenta el crimen y la fuerza coercitiva es no es suficiente para controlar todo el caos.


Ahora bien a que se dedica un político. Su función es la de organizar a la sociedad en instituciones para que se distribuyan las tareas y se hagan responsables, pero para que todo esto tenga efecto un político necesita poder o nadie le hará caso. Es esta búsqueda del poder lo que le consume mucho tiempo, esfuerzo y energía y para lograrlo, el político tiene que aparentar tener poder, mentir, estafar, traicionar y ganar enormes cantidades de dinero por parte del erario público y para todo esto necesitan usar la lengua, por eso los políticos son más habladores que hacedores.


¿Quien se encarga de la gestión entonces?


La respuesta es gente como yo o como varios funcionarios que se encargan que las cosas funcionen mientras los políticos hablan bobadas, el sistema en cierta medida funciona sin la necesidad de los políticos, lo que responde parcialmente a que no necesitamos los políticos ya que la bondad y responsabilidad intrínseca del ser humano hace que se sostenga por pura voluntad, pero esto solo puede funcionar un tiempo.


¿Entonces porque parece que no se hace nada?


El sistema está tan lleno de entresijos legales que también hace inabordable cualquier tema, se necesita ser un abogado experto en contratación y bastante tiempo en analizar. siendo muy plausible que se pase cualquier error por alto, errores que aprovecha la oposición para obstaculizar cualquier cosa.


Una parte del problema radica en que la mayoría de los funcionarios son personas naturales que no son expertas en temas legales o administrativos, pero no todo es problema de la experiencia, otra gran parte es la cultura latina de siempre dejar los temas difíciles para lo último.


Se nos da muy bien exigir pero muy mal cumplir y el ciudadano sólo exige sin responsabilizarse, sin cumplir sus deberes, sin fiscalizar o preocuparse en lo más mínimo en el estado de su localidad.


Conclusiones.


Todo el ámbito que menciono de los dos blogs de opinión son referentes al gobierno local, el ámbito nacional es otra liga en la que tiene que el gobierno local tiene que torear al nacional y a la población local.


El político es lo que es gracias a sus ciudadanos, unos ciudadanos locales exigentes, preocupada por enterarse de los problemas de su localidad y vigilante de los recursos que se destinan, no le queda otra salida al político que dejar de procrastinar y pasar a la acción.


Como vivimos en un mundo competitivo, donde hay que luchar por el bienestar propio sin importar el bien de los demás hace un caldo de cultivo donde el bienestar no importa, solo los intereses y simular que se cumplen los objetivos. Tenemos que reflexionar sobre lo que nos interesa como sociedad y a donde estamos llevando con nuestra crianza a los jóvenes.


El sistema como tal está enfermo porque necesita aplicar más el sentido común, buscar la optimización de la administración, necesita ser evaluada, investigada y juzgada. Ser auditada constantemente y dar reporte a la sociedad con el uso de la tecnología.


En un futuro hablaré de lo que pienso que pudiera ser la solución a este sistema, de la necesidad de eliminar los subsidios, de reducir en lo posible el estado.


Nos vemos en el siguiente blog

0 vistas

© 2023 por Darkcom. Proudly created with Wix.com | Peñol, Antioquia, Colombia| +57 3113389725 | Politica de privacidad

  • GitHub
  • BMadrid
  • DarkcomDev
  • Darkcom.dev
  • Braulio-Madrid
  • YouTube Darkcom Tech
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now